Reclamos

E-inicialn el vuelto del último folio de cada cuaderno de un códice suelen aparecer unas letras que adelantan las primeras letras (pueden ser unas sílabas o una palabra o palabras completas) del primer folio del siguiente cuadernillo. Así, en el ms. 9219 de la BNE, en el vuelto del folio 12, en el margen inferior y encerrado en un diseño geométrico se encuentran las letras nos q̃lo (= nos que lo),

DETALLE_RECLAMO-BNE9219-12V

que se corresponden con las primeras letras del recto del folio siguiente (fol. 13r)

bne-9219-13r

Esas letras encerradas en el dibujo que repiten las primeras letras del folio siguiente se conocen con el término de reclamo y es el sistema más usual para asegurar la correcta colocación de los cuadernos de un códice.

Estos reclamos, siempre que aparecen, lo hacen en el vuelto del último folio de cada cuadernillo (a veces puede haberlos al final de todos y cada uno de los folios), sin embargo su ubicación dentro del folio puede variar. Por lo general se sitúa en margen inferior. A veces centrado con el intercolumnio

BNE, ms. 9219, fol. 12v (detalle)

BNE, ms. 9219, fol. 12v (detalle)

o con el texto en los manuscritos a línea tirada

BnF, ms. esp. 216, fol. 21v (detalle)

BnF, ms. esp. 216, fol. 21v (detalle)

pero no es raro encontrarlo desplazado hacia el margen interior

BnF, ms. esp. 286, fol. 9v (detalle)

BnF, ms. esp. 286, fol. 9v (detalle)

e incluso con elaboradas decoraciones

BnF, ms. esp. 218, fol. 10v (detalle)

BnF, ms. esp. 218, fol. 10v (detalle)

Reclamo en un ms. de la Biblioteca Bodleian, Canon. Misc. 110, c. 1400Fuente Erik Kwakkel

Reclamo en un ms. de la Biblioteca Bodleian, Canon. Misc. 110, c. 1400
Fuente Erik Kwakkel

Sin embargo, los reclamos en el margen inferior corrían cierto peligro, sobre todo si se situaban muy cerca del borde inferior de la materia escriptoria

BNE, ms. 1189, fol. 8v (detalle)

BNE, ms. 1189, fol. 8v (detalle)

pues podían desaparecer cuando se encuadernara el códice, como debió de ocurrir en un caso del ms. 1187 de la BNE: en el fol. 234v debería haber habido un reclamo, pero no existe,

BNE, ms. 1189, fol. 234v (detalle)Debería presentar un reclamo, pero o el copista lo olvidó o ha desaparecido al encuadernarse el códice

BNE, ms. 1187, fol. 234v (detalle)

aunque bien podría deberse al olvido de los copistas. No obstante, el folio 242 permite postular la pérdida a causa del guillotinado de los cantos a la hora de encuadernarlo.

BNE, ms. 1189, fol. 242v (detalle)Debería portar el reclamo, pero o lo ha olvidado o desapareció al encuadernar el códice

BNE, ms. 1187, fol. 242v (detalle)

Por ese motivo, se comenzó a poner en el margen interno y en vertical.

BNE, ms. 1189, fol. 56v (detalle)Reclamo vertical

BNE, ms. 1187, fol. 56v (detalle)
Reclamo vertical

Se suele indicar en los manuales de codicología que la costumbre de situar los reclamos verticales es de origen español, que comenzó en el siglo XIII (Lemaire 1989: 175) y que durante el siglo XV se difundió por Italia y Francia (Lemaire 1989: 176). También se suele aducir como ejemplo el ms. 1187 de la BNE (Ruiz 1988: 164). Lo cierto es que este códice utiliza los dos diseños: el horizontal (en 19 ocasiones) y el vertical en (25) y con un curiosa secuencia: horizontal (8-48), vertical (56-210), horizontal (218-324) y vertical (332-356).

Los reclamos también podían desaparecer porque los copistas necesitaran el espacio de los márgenes para añadir las glosas. Esto puede verse en el ms. 138 de la Beinecke Library (Yale University). Una vez que el escriba copió el cuerpo del texto, otro copista (o quizá él mismo) incorporó las glosas marginales y se encontró con que no podía dejar el reclamo en medio, por lo que lo borró.

Beinecke Library (Yale), ms. 138, fol. 12v (detalle)Reclamo borrado para incorporar la glosa

Beinecke Library (Yale), ms. 138, fol. 12v (detalle)
Reclamo borrado para incorporar la glosa

Otro sistema para asegurar el orden de los cuadernos de un códice es el de las signaturas, sobre el que trataré en otra ocasión, pero nunca lo fueron la foliación ni la paginación, aunque este es el único sistema que hoy se considera, pues la foliación y posteriormente la paginación se crearon para localizar información dentro de un códice, no para ordenar sus cuadernillos ni las hojas que los constituyen.


Un pensamiento en “Reclamos

  1. Pingback: Aste honetako loturak (weekly) | FiloBlogia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *